Verónica Ayala

Con un partido dividido y una candidata confrontada con el Gobierno estatal, el PAN, en alianza con el PRD, busca evitar que Morena llegue a gobernar Chihuahua.

Esta entidad fronteriza de la región noroeste del país tiene la mayor extensión territorial, una fuerte industria maquiladora y de manufactura que impulsan su economía y la ubican como líder nacional en exportaciones.  

La principal tiradora es la panista María Eugenia Campos, cuyo partido, en alianza con el PRD, busca retener la gubernatura. Llega tras un dividido proceso interno, y recién fue vinculada a proceso por el delito de cohecho pasivo. 

A la alcaldesa reelecta de Chihuahua con licencia se le acusa de haber recibido más de 9 millones de pesos de la nómina secreta del ex Gobernador priista César Duarte, cuando era diputada local.

Su contrincante de la alianza que encabeza Morena es Juan Carlos Loera, diputado federal con licencia y hasta hace meses super delegado del Gobierno federal en esta entidad.

Mientras que el PRI apostó por la ex Senadora y ex legisladora Graciela Ortiz González, Secretaria General de Gobierno con Duarte, Movimiento Ciudadano postuló a Alfredo Lozoya, que ha sido dos veces Alcalde independiente de Parral. 

La lista de candidatos la completan Alejandro Díaz Villalobos, de Fuerza por México; Brenda Ríos Prieto, del Partido Verde; Luis Carlos Arrieta, del Partido Encuentro Solidario; y María Eugenia Baeza, de Redes Sociales Progresistas.

Con una larga tradición priista, Chihuahua hoy es gobernado por segunda vez por el PAN, a manos de Javier Corral, quien llegó tras la polémica gestión del tricolor César Duarte, detenido en Estados Unidos y requerido en México por corrupción.

Te recomendamos leer esto:  Ojo a los 4 relevos en el INE

Además de la Gubernatura, en Chihuahua se elegirán también 67 Alcaldes, 33 diputados locales y 9 federales.  

La entidad, que en la pasada elección de Gobernador en 2016 tuvo una participación del 48.86 por ciento, cuenta con más de 2.9 millones de electores.

#AHÍVIENE