Seguridad: El talón de Aquiles

El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 establece que “Los índices delictivos de homicidios dolosos, secuestros, robo de vehículos, robo a casa habitación, asalto en las calles y en el transporte público y otros se habrán reducido en 50 por ciento en comparación con los de 2018”.

Sin embargo, el primer año de mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador la seguridad ha sido su talón de Aquiles.

En abril de 2019, luego de que 13 personas fueran asesinadas en una fiesta en Minatitlán, Veracruz, ofreció que en seis meses habría resultados en la reducción de homicidios dolosos. 

El sábado 20 de abril un comando armado irrumpió en una fiesta de cumpleaños en Minatitlán, Veracruz, hecho en el que fueron asesinados 13 personas, incluyendo un menor de edad de 1 año. 

La Guardia Nacional fue creada el 26 de marzo, cuando fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, donde destaca que “será el instrumento primordial del Ejecutivo Federal en la prevención del delito, la preservación de la seguridad pública, la recuperación de la paz y el combate a la delincuencia en todo el país”. La Guardia entró en funciones formalmente el 30 de junio en 150 regiones con 74 mil elementos. 

Sin embargo, en octubre, luego de que la SEDENA reveló un video sobre la captura de Ovidio Guzmán en Culiacán, el Presidente pidió un año más para dar resultados en seguridad: “Yo espero que, en cuando mucho un año más, ya estén establecidas las bases de la nueva etapa de la vida pública de México. Nada más eso pido, un año más para que esto cambie por completo” dijo el 1 de noviembre. 

Te recomendamos leer esto:  TOMAN minorías MEDIDA a la autoridad

Ovidio Guzmán fue detenido el 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, en uno de los episodios más cuestionados durante esta administración, ya que fue liberado horas después tras varias horas de balaceras y de sitio en dicha ciudad. Sobre la liberación del hijo de El Chapo Guzmán, AMLO argumentó que fue una decisión que privilegió la vida de los ciudadanos. 

Otro episodio que ha marcado el inicio del sexenio fue el 26 de mayo, cuando un grupo de soldados fue retenido por pobladores en la Huacana, Michoacán. Los pobladores exigían que les regresaran armas decomisadas en un operativo, las cuales obtuvieron para liberar después a los militares.

El 27 de agosto, se reportó un ataque con bombas molotov a un centro nocturno en Coatzacoalcos, Veracruz. El saldo fue de 30 personas asesinadas y 11 heridas.

El 15 de octubre, 13 policías fueron asesinados en una emboscada en la carretera Aguililla-Apatzingán, hecho que fue atribuido al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Otro episodio que ha enlutado al país fue 4 de noviembre, cuando 17 miembros de la familia Le Barón fueron emboscados en una carretera de Sonora hacia Chihuahua, donde asesinaron a tres mujeres y seis niños. Se atribuyó este evento a una acción de grupos delincuenciales.

#ASÍFUE