Ismael García

En 619 días la obra del aeropuerto en Santa Lucía avanzó 60%, para inaugurarla cuando el Presidente quiere faltan 272. Y no sólo la obra negra, sino hacerla útil, con conectividad vial y rediseñar el espacio aéreo. Expertos cuestionan ¿qué inaugurarán el 21 de marzo del 2022?


«Vamos entre todos a terminar esta obra, se va a entregar al pueblo de México el 21 de marzo del 2022, ese día inauguramos», reiteró el Presidente el 20 de febrero del 2020 ante militares de la Secretaría de la Defensa Nacional, dependencia a cargo del proyecto.
Sin embargo, hasta mediados de este año el gobierno reporta sólo avance en obra física, pero de servicios, conectividad y certificaciones internacionales, nada.
Por ejemplo, no hay rediseño del espacio, es decir, las rutas que deben seguir los aviones, para que convivan con las terminales de la CDMX y la de Toluca.
Este elemento técnico, dicen expertos, es esencial para que opere una terminal aérea.
“Es lo primero que se diseña. Dependiendo de estas rutas, se planean las infraestructuras en la tierra”, refiere Fernando Gómez, analista aeronáutico, en entrevista con El País, publicada en marzo pasado.
“Es la principal incertidumbre técnica de este proyecto”, agrega Josué Ríos, investigador del Colegio de México.
Resolver este “detallito” para que Santa Lucía opere con toda seguridad, dicen especialistas, puede llevar muchos meses más.
“Una vez que el gobierno dicte cómo se va utilizar Santa Lucía y Toluca y veamos más vuelos en esos aeropuertos, tenemos que ir modificando el resideño del espacio”, consideró Peter Cerda, vicepresidente Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) para las Américas, en marzo pasado para T21mx, medio especializado en aeronáutica.
También faltan todas las obras terrestres para conectarlo con la Ciudad de México y facilitar los traslados a pasajeros.
Se trata de 14 proyectos, la mayoría de ellos ni siquiera han comenzado. Entre las obras de infraestructura de movilidad se encuentran la Autopista Siervo de la Nación , entre el Estado de México y la CDMX.
Además, hacer 23 kilómetros del Tren Suburbano, de Lechería a Santa Lucía, para facilitar el arribo de empleados, pasajeros y visitantes.
También de proyecta ampliar dos rutas de Mexibús y una del Metrobús y modernizar 23 Kilómetros de la Autopista México-Pachuca, entre otras obras viales de conectividad.
Y por si fuera poco, México debe resolver cómo subir da categoría internacional; de lo contrario, no podrá ampliar operaciones
En mayo cayó de la categoría 1 a 2 por incumplir los estándares de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).
Ante las incertidumbres, hay líneas aéreas que dudan de usar Santa Lucía.
“Necesitamos operar en un solo aeropuerto (…) Cambiar pasajeros, dar un brinco de 15 kms y segmentar operaciones eleva costos”, dijo Andrés Conesa, director de Aeroméxico, en octubre de 2019.

Te recomendamos leer esto:  FALLA CON MEDICINAS

“Primero tenemos que analizar si se dan las condiciones adecuadas en materia de seguridad, infraestructura, capacidad de servicios y costos”, consideró Enrique Beltranena, director de Volaris, en marzo de 2021, en entrevista con A21mx.

Porque una cosa es tener los edificios y las pistas y otra… que funcione realmente como terminal aérea de carácter internacional.

#DETALLITO