Ismael García

Al gobernador morenista de Puebla le encanta soltar la lengua para atacar al sector privado, pero no da una en resultados en favor de los ciudadanos.

En menos de un mes ha arremetido contra los dirigentes de cámaras empresariales, a quienes ha calificado de “grupos de privilegio”, “camatritas”, “jefecitos” y hasta expresado que no quiere reunirse con ellos porque no tiene buena opinión del sector y que “no sirven para nada”.

Mucho discurso del mandatario, pero en cuanto a resultados… Un Detallito.

En Estado de Derecho Puebla está en el sótano del ranking nacional de World Justice Proyect, al colocarse en el lugar 31 del país; mientras que en ausencia de corrupción se coloca en el sitio 23.

Arremete contra empresarios, pero en actividad económica la entidad ha retrocedido 10 puntos desde que Barbosa llegó al cargo. De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del INEGI en el tercer trimestre del 2019 tenía 116.4 puntos y para el cierre del año pasado cerró en 107.1.

El morenista tampoco ha hecho mucho por mejorar la competitividad del estado; datos del IMCO revelan que cayó del lugar 19 en el año de 2016 hasta el sitio 23 este año.

Y en menos de dos años ha perdido más de 40 mil empleos formales. El IMSS reporta que en agosto de 2019 había 630,868 plazas formales contra 590 mil 768 en mayo de este año.

A los poblanos también les ha fallado en mejorar la seguridad. De 5 mil 097 delitos al mes que se cometieron durante el 2018, la Fiscalía General del Estado reporta ahora un índice de 6 mil 147 mensuales.

Te recomendamos leer esto:  Con más muertos que en Honduras

Barbosa salió bravo para atacar… pero no el rezago de Puebla.

#DETALLITO