Ivonne Muñoz

El 16 de septiembre es el 211 aniversario de la Independencia de México, Andrés López se preparó para dar su tercer grito como Presidente del país. Solo asistieron invitados especiales al Zócalo debido a la pandemia.

Indicó que los mexicanos podrían seguir la celebración desde sus hogares pero que sería “todo un espectáculo”.

Sin embargo, #UnDetallito.

Hay ciudadanos que no tienen casa pues la perdieron durante el paso de los recientes desastres naturales. 

En un recuento de daños, 64 mil 513 familias fueron víctimas del huracán «Grace» en Veracruz, Puebla e Hidalgo, con 13 muertos reportados. El 9 de septiembre Javier May, secretario de Bienestar, anunció que del 14 al 21 del mismo mes darían apoyos de 35 mil pesos a afectados, pero antes de ello se tenía que aplicar un censo. 

Pero esos censos tienen una larga fila, pues a ese huracán también se le sumó «Nora» que dejó tres personas fallecidas y Sinaloa y Jalisco han emitido declaratorias de emergencia. Además, los estragos de «Olaf» dejaron un muerto en Jalisco y múltiples daños en Baja California Sur. 

Y por si México no necesitara más, el 10 de septiembre ocurrió el deslave del Cerro del Chiquihuite en Tlalnepantla, Estado de México; que dejó dos muerto, 10 desaparecidos y la evacuación de 126 viviendas ante el riesgo de repetirse. Hubo otro en Unión Juárez, Chiapas, que destruyó cinco viviendas y la vida de al menos una persona. 

Los afectados no han podido reponerse debido a que el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), con apoyos destinados a esos fenómenos, fue eliminado el 31 de diciembre de 2020 por la 4T. 

Te recomendamos leer esto:  Crecer es fundamental

Para el Presidente, se está atendiendo mejor que nunca a los damnificados. 

Los damnificados no quieren ver desfilar a militares y un gran espectáculo, sino los apoyos que este gobierno les quitó y ahora les quiere dar a cuentagotas. El grito es de ayuda.

#UnDetallito