Sharenii Guzmán

Andrés López se ha declarado conocedor y protector de los derechos de los pueblos indígenas. Recibió el bastón de mando cuando inició su gobierno el 1 de diciembre de 2018.  

“Hacemos entrega de este bastón sagrado que será la guía de usted para gobernar a nuestro país, siempre y cuando primero nosotros los pueblos indígenas”, señaló Longino Hernández Campos, coordinador del Consejo Comunitario de Ayutla de los Libres, Guerrero.

Le han hecho limpias cuando ha realizado giras a los pueblos de Oaxaca y hasta se puso panes en la cabeza durante su visita a comunidades de Hidalgo. 

Sin embargo, Morena amenaza la identidad de los pueblos originarios y su medicina tradicional con una reforma a la Ley General de Salud, aprobada el 12 de abril de 2021 por la 64 Legislatura de la Cámara de Diputados. 

La reforma, la cual fue promovida por legisladores de Morena, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social, busca centralizar desde el Estado su uso, regulación y aprovechamiento. Así como estandarizar sus prácticas bajo normas de la medicina convencional. 

Además viola el Artículo 2 de la Constitución sobre identidad y consulta indígenas, diversos tratados internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. 

Organizaciones y colectivos solicitan al Senado, mediante Change.org, sea rechazada.

En el discurso, Morena y el Presidente defienden las causas indígenas, pero en la práctica atentan contra ellos.

#UNDETALLITO