Ivonne Muñoz

El 29 de octubre de 2018, el Presidente celebraba la construcción del sistema aeroportuario Felipe Ángeles en Santa Lucía. Fue tanta su emoción que se comprometió a que en tres años las pistas estarían más que listas. 

Sin embargo, un detallito.

El 11 de octubre, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que en la pista norte y central se realizaba el tendido de concreto, hay trabajos de señalamiento y la colocación de bases y luminarias para los sistemas de luces. Nada se habló sobre su finalización, a 18 días de cumplirse el plazo establecido

Este 18 de octubre, con el informe más reciente de la obra, se detalló que en la Torre de Control y Servicios de Control de Incendios inician los preparativos de colocación de malla sombra, en el Estacionamiento y Terminal intermodal de transporte terrestre se ejecutan trabajos de impermeabilización y aplicación de pintura y en las redes hidráulicas y sanitarias se continúan con trabajos de excavación y colocación de tubería

Además, en la Terminal de Combustible y Red de Distribución se realiza la limpieza y aplicación de pintura y en las Redes Eléctricas, Voz y Datos continúan trabajos de trazo, excavación, cimbrado y armado. De las pistas… nada.

Durante su construcción el aeropuerto ha presentado varias turbulencias que han retrasado su avance y lo han dejado mal parado:

La Sedena no ha demolido el 70% de los edificios que necesita para que entre en funcionamiento la terminal; la Torre de Control estuvo en el ojo del huracán debido a su inclinado diseño que simulaba, según usuarios de redes sociales, a la Torre de Pisa de París; y para colmo las aerolíneas comerciales le han hecho el feo al AIFA, ya que no han dado señales de querer mudarse a Santa Lucía.

Te recomendamos leer esto:  LA 4TERROR

A pesar del anunciado compromiso del Presidente, los aviones en el Aeropuerto Felipe Ángeles no tienen la certeza de dónde van a aterrizar porque las pistas siguen en obra negra y aunque este gobierno apura su finalización, a esa promesa no se le ven ganas de despegar.

El plazo fatal se acerca y, producto de la lluvia de promesas de López, faltan casi cinco meses para su inauguración y su avance apenas supera el 75%

#UNDETALLITO