Sharenii Guzmán

“La Escuela es Nuestra” es uno de los programas estrella de Andrés López que acumula muchas quejas. 

Se han constituido 50 mil comités escolares en 54 mil 177 planteles y participan 235 mil 913 padres de familia en mil 931 municipios de los 32 estados. En promedio son 2.4 millones de alumnos beneficiados. 

Sin intermediarios, este Gobierno otorga recursos a las escuelas supuestamente para su mejoramiento. Los planteles de hasta 50 alumnos reciben 150 mil pesos; los de 51 a 150 alumnos 200 mil pesos; con 151 alumnos o más, 500 mil pesos. 

En tres años se ha gastado una millonada, 24 mil 887 millones de pesos, y para 2022 incrementó su presupuesto. 

Sin embargo, un detallito.

El esquema del programa ha derivado en diversas irregularidades: la logística recae en delegados del Bienestar y Servidores de la Nación. 

El Comité Escolar de Administración Participativa (CEAP), integrado por alumnos y padres de familia es quien decide los recursos destinados a obras y mejoramiento, pero todo organizado por Servidores de la Nación.  

Pese a la importancia de la educación, la inversión en infraestructura educativa va a la baja. De 2020 a 2021 cayó 12 por ciento. 

Debido a las quejas, el diputado del PAN, Héctor Saúl Téllez Hernández pidió que se investigue debido que presenta poca transparencia. 

“El programa ‘La Escuela es Nuestra’, que lleva a cabo la SEP, ha resultado un programa más con falta de transparencia, con métodos que no brindan certeza y seguridad sobre el manejo de los recursos”, señaló el legislador. 

El colmo… hasta las escuelas reprueban con la 4T.

#UNDETALLITO