Ismael García

Recaudar fondos ilegales para la campaña de Morena no es motivo de delito en la 4T

Han pasado 9 meses desde que Pío López, un hermano del Presidente, fue exhibido recibiendo bolsas llenas de dinero y el caso sigue impune.

Del caso no se conocen avances en la Fiscalía General, donde fueron presentadas dos denuncias por dirigentes del PAN y PRD desde el pasado mes de agosto.

En contraparte, esa misma dependencia a cargo de Alejandro Gertz Manero ha actuado con celeridad contra otros actores políticos.

Del caso Odebrecht, el principal implicado, el extitular de Pemex Emilio Lozoya,  lleva más de 300 días en libertad.

Por esa misma investigación sólo está preso desde el pasado 9 de abril un panista, el exsenador José Luis Lavalle.

Otro acusado de pagar sobornos a Pemex, Alonso Ancira, quedó libre el 20 de abril pasado, 76 días después de haber sido extraditado a México, tras pactar un acuerdo con el gobierno para devolver 216 millones de pesos.

Esa misma Fiscalía arremetió contra el gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, al punto de desaforarlo, pero el Congreso de aquella entidad lo impidió.

Para este gobierno, ocultar el patrimonio y presunto enriquecimiento inexplicable, no fue motivo de sanción para dos altos funcionarios de Estado: Manuel Bartlett, director de la CFE, quien ocultó 24 propiedades y fue exonerado en tan solo 3 meses; mientras que la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, libró el castigo por no declarar 5 propiedades.

Y además, el extitular de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, fue exonerado en menos de dos meses de las acusaciones de EU sobre presuntos vínculos con el narcotráfico.

Te recomendamos leer esto:  AGONIZAN EMPRESAS, ÉL PREFIERE AVIÓN

Este gobierno está empeñado en investigar la corrupción, pero no toda. Van 9 meses del caso Pío… y nada.

#EsNeta?