Sharenii Guzmán

David Monreal acaba de llegar al gobierno de Zacatecas y ya tiene al estado sumergido en una crisis de violencia…  pero para Morena los culpables son los de antes.

Los homicidios se incrementaron en la recta final del año pasado, al igual que la extorsión y el narcomenudeo. En 2019 se registraron 53 homicidios dolosos en promedio mensual, en 2020, 89 y en 2021, 137, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública. 

En 2021 fue el estado con la mayor tasa de víctimas de asesinato en todo el país con 85 homicidios por 100 mil habitantes, señala Causa en Común. 

Los hallazgos de cuerpos en el espacio público ya son cotidianos. Al iniciar este año la explanada de Palacio de Gobierno amaneció con 9 cadáveres. 

Zacatecas ocupa el tercer lugar en ataques contra agentes de seguridad. En 2021 ocurrieron 36 atentados contra policías, de acuerdo con Reforma. 

Pero el gobernador cesó al secretario de Seguridad Pública, Arturo López Bazán, en noviembre pasado, y la violencia se recrudeció. 

En la segunda semana del 2022 emboscaron a tres oficiales en Fresnillo, y asesinaron a una mujer policía en Guadalupe. Municipios que están en la lista de los más letales, según el Gobierno federal. Y como todos los gobernantes de la 4T le echa la culpa al pasado. 

Incluso hasta su hermano Saúl, el alcalde de Fresnillo, ya le reclamó dos veces por abandonar ese municipio.

Morena está en negación y en lugar de meter orden, el gobernador Monreal se encomienda a Dios. 

“Yo he dicho y sostengo, confío en la bendición de dios y espero que hayamos llegado a tiempo para detener todo este deterioro”, dijo el gobernador David Monreal el 6 de enero de 2022.

Te recomendamos leer esto:  La danza de los millones

#ESNETA?