Sharenii Guzmán

Simpatizantes de Morena están desbocados en la recolección de firmas para la consulta de revocación de mandato del Presidente que promueven como ratificación.

En la titánica tarea para juntar 2.8 millones, recurren a cualquier cantidad de mañas y con ello meten en apuros al INE. Como Módulos tramposos, firmas sospechosas, más apoyos en papel que electrónicas.

Los apoyos debían recopilarse por medio electrónico, pero Morena impugnó y consiguió que también se presentaran en papel. Y ahí está la maña: 25% son por medio de la App y 75% en formatos en papel. 

Hasta ahora, un alto porcentaje de las firmas verificadas han resultado con anomalías. En total se han recibido 1 millón 225 mil, de las cuales 9,452 son por medio de la App y 1 millón 215 mil formatos físicos. De esas cifras, 257  mil tienen irregularidades: 711 electrónicas y 256 en papel, es decir el 21%. 

La autoridad ya ha detectado que han presentado firmas hasta de muertos. Por ejemplo: fotos de perros y objetos en lugar de ciudadanos, fotocopia de credencial, no la original; firmas de personas dadas de baja del padrón.

Entonces, los morenistas recurrieron a recolectar en papel y, según ellos, llevan más de 3.7 millones. La tarea del INE para validarlas será titánica.

Con ello, hay cuestionamientos de que eso podría abrir la puerta al fraude y además mete en apuros a la autoridad. “Abre la puerta a que la utilización de programas sociales, de los padrones de beneficiarios, puedan ser malamente usados para, suplantar firmas”, señaló

Ángel Ávila, representante del PRD ante el INE.

Por lo pronto, los plazos para validar o no este proceso ya se modificaron. El 25 de diciembre concluye recolección de firmas; del 26 de diciembre al 3 de febrero verificación. Si procede, el 4 de febrero se emitiría la convocatoria y el 10 de abril sería la eventual consulta. 

Te recomendamos leer esto:  Lo que Juárez separó, Morena lo quiere unir

Y encima, el INE afronta complicaciones presupuestales producto del recorte que les aplicó el Congreso. Los consejeros solicitaron 3,830 millones de pesos para realizar todo el proceso, sin embargo tuvieron que ajustar a  1,275 mdp, es decir menos del 33%.

Con estas mañas de papel, Morena pretende complicar la tarea del INE. Y en caso de no lograr la millonada de firmas válidas, resbalar culpables.

#ESNETA?