Sharenii Guzmán

Dijeron que serían diferentes, pero en los hechos comenten las mismas trampas terroríficas.

Morena prometió transparencia y austeridad, en lugar contrataron a empresas fantasmas, las llamadas “factureras”. 

Desde que se constituyó como partido ha simulado operaciones o servicios relacionadas con compañías que no existen. De 2014 a 2019 contrató a 64 empresas por un monto de 31.737 millones de pesos, reportó El Universal. 

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) identificó un esquema de empresas simuladas, muchas de ellas contratadas por Morena. Se llaman Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS). 

Este partido en Puebla compró a Comercializadora Gomermex Sa de Cv computadoras y papelería por 96 mil pesos, sin embargo, es una empresa restaurantera, detectó el Instituto Electoral local. 

En 2016, el ahora vocero presidencial, Jesús Ramírez contrató a Benefak SA de CV, empresa fantasma, para imprimir el periódico Regeneración por 58 millones de pesos.

Servicios Logísticos HMC Negrete, otra compañía simulada brindó servicios de logística en actos electorales del Estado de México, Guerrero y Veracruz por 21 millones de pesos. 

Para la campaña del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa contrataron a una facturera, Ligieri de México SA de CV, ahora investigada por el SAT, para 15 actos de campaña por 546 mil pesos.

Morena no tiene miedo a los fantasmas siempre y cuando aparezcan dinero y no asusten al negocio.

#ESNETA