Por Yared de la Rosa

El beisbol, deporte favorito del Presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene un trato privilegiado en este gobierno, que costará en el sexenio, por lo menos, 2 mil 100 millones de pesos.

Es el único deporte que cuenta con un despacho en Palacio Nacional, con el nombre de Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Béisbol en México (ProBeis). Esta se encuentra a cargo del exbeisbolista Édgar González.

También tiene un presupuesto especial en la Secretaría de Educación Pública (SEP) llamado “Educación Física de Excelencia”. Según declaraciones del titular de ProBeis, este deporte tendrá 350 millones de pesos por año.

El plan incluye crear 15 academias, becar a niños, dar apoyos a entrenadores, a equipos y hacer eventos de promoción.

Además, el gobierno federal gastó más de mil millones para comprar dos estadios para béisbol, los cuales servirán como escuelas para los jóvenes que practiquen este deporte: Estadio Héctor Espino y Estadio Tomás Oroz Gaytán. Ambos en Sinaloa

Mientras, el gobierno municipal de Xocotlán, Texcoco, encabezado por la morenista Sandra Luz Falcón, construyó la primera escuela de beisbol, la cual costó 70 millones de pesos y recibirán a 60 alumnos.

En Tabasco, a petición del Presidente, el Gobierno estatal aumentó de 2018 a 2019, 115 por ciento (pasó de 19 a 44.4 millones de pesos) el presupuesto al club de beisbol Olmecas para que pagará sus deudas y evitará desaparecer.

En tanto, en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) el recorte para atención al deporte, donde no se incluye el beisbol, fue de 108 millones de pesos. Pasó de 2 mil 783 millones para 2020 a 2 mil 675 millones de pesos para 2021.

Te recomendamos leer esto:  CHIHUAHUA 7 meses de conflicto… y nada

#ESNETA?