Sharenii Guzmán

Faltan 15 días para concluir el último periodo ordinario en la Cámara de Diputados y los pendientes legislativos se acumulan. Sin embargo, y a pesar del cronómetro, 213 diputados federales ya andan en campaña para reelegirse.

Desde el año pasado, los diputados arrastran pendientes que deben de aprobarse en abril: la reforma petrolera propuesta por el Presidente de la República, la Ley del Banco de México (Banxico), la Ley de la Fiscalía General de la República (FGR), la reforma al Poder Judicial y la ley de ciencia. 

A pesar de la urgencia de aprobar iniciativas, 213 diputados ya están en campaña para  pues repetir la curul por tres años más. Mejor para ellos: no están obligados a separarse del cargo como lo definió el Instituto Nacional Electoral (INE) el pasado 8 de diciembre.

Solo no deben utilizar recursos públicos ni dejar sus labores legislativas. Incluso firmaron un convenio donde se comprometen a fortalecer los mecanismos de fiscalización de los diputados que quieren repetir el cargo. 

Solo 161 de los 213 diputados renunciaron a los apoyos económicos que corresponden a la asistencia legislativa, atención ciudadana, transporte e informe de actividades, lo que suma una cantidad de 75 mil pesos mensuales.

En tanto, no dejarán de percibir su dieta como legisladores, vales de despensa y cupones de alimentos, es decir 79 mil 345 pesos al mes.

#ESNETA