Sharenii Guzmán

Ejercer el periodismo en México cada vez es más riesgoso y violento. En 10 años, las agresiones contra la prensa se dispararon 427 por ciento. 

En 2020 se registraron 692 agresiones contra  periodistas y medios de comunicación, una cada 13 horas. El incremento fue del 13.6% respecto al 2019, año en donde se cometieron 609 incidencias, señala el informe anual de Artículo 19, “Distorsión: El discurso contra la realidad”. 

En la actual administración 17 periodistas fueron asesinados. Este delito disminuyó en 2020, sin embargo los motivos posiblemente están vinculados a su labor, según la asociación civil

De diciembre de 2019 a diciembre de 2020 hubo 11 homicidios de comunicadores y durante el año pasado privaron de la vida a seis.

De acuerdo con el documento, el discurso estigmatizante contra la prensa, que ha adoptado el Gobierno federal y algunas entidades federativas, ha derivado en un implícito permiso para agredir. 

En 2020, el 49.5% de las agresiones en contra de la prensa fueron perpetradas por agentes del estado: policías, militares o funcionarios. 

Por ejemplo, en Puebla el 65% de las agresiones a la prensa fueron cometidas por funcionarios estatales. En un año, este estado pasó del cuarto al segundo lugar en violencia contra periodistas. La Ciudad de México ocupa el primer lugar.

#EsNeta