Sharenii Guzmán

Con 61 puntos de una escala de 100, México es considerado un país «parcialmente libre», de acuerdo con el estudio de Freedom House “Libertad en el Mundo 2021”. Con deficiencias en temas como COVID-19, corrupción, grupos criminales y libertad de prensa nuestro país tiene limitado el acceso a los derechos políticos y libertades civiles, es decir, una democracia limitada. 

Nuestro país fue calificado con 61 puntos de 100 en la escala de libertad global; 27 puntos corresponden a derechos políticos y 34 a libertades civiles. 

Freedom House es una asociación civil con sede en Estados Unidos que desde 1972 promueve el cambio democrático y mide el estatus de las naciones libres. Califica el acceso de  las personas a los derechos políticos y libertades civiles en 210 países y territorios. 

Entre los problemas y desafíos de gobernabilidad más visibles en el país, que detecta Freedom House, destacan la violencia por la delincuencia organizada, corrupción gubernamental, violaciones a los derechos humanos por parte del estado y particulares e impunidad.

El estudio de 2020 estuvo marcado por hechos clave que le dieron esa calificación: el ocultamiento de las cifras reales de casos y muertes por COVID-19, así como más revelaciones en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que sepultan aún más la “verdad histórica”.

Se menciona la presunta corrupción de Emilio Lozoya, ex Director de Petróleos Mexicanos, extraditado de España quien dio testimonio de mal uso de recursos públicos; además, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) calificó a México como el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo. 

La  calificación de México en este informe ha ido a la baja: pues en 2017 fue calificado con 65 puntos, en cinco años ha perdido cuatro.

Te recomendamos leer esto:  Centro de México y de asaltos a transportistas

#EsNeta?