Pilar Sánchez

Los efectos del calentamiento, según Greenpeace, afectan a los más vulnerables en México. La sequía que azotó al país en abril, seguida de fuertes lluvias que causaron inundaciones en el Estado de México, Jalisco, Chihuahua e Hidalgo son ejemplo. 

La temperatura media del país ha aumentado de 20.4° en 1985 a 22.4° en 2020, lo que pone a México sobre la media global.

La cantidad de incendios forestales. De acuerdo con la CONAFOR, de enero al 28 de octubre de 2021 se han registrado 6 mil 777 incendios forestales en 32 entidades federativas, afectando una superficie de 617,142 hectáreas, casi el doble que en todo 2020 (378,928).

En cuanto al impacto económico, en 2020 hubo un aumento del 200% con un costo de 31 mil millones de pesos por desastres naturales, especialmente los hidrometeorológicos, de acuerdo con El País. 

A pesar de que el cambio climático ya es una realidad, en México no hay un plan nacional para enfrentar los efectos de éste, de acuerdo con Ivan Restrepo, Director del Centro de Ecología y Desarrollo.

México enfrentó los embates de la naturaleza con el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), cuya desaparición fue oficializada el 28 de julio de 2021 a través del Diario Oficial de la Federación.  Sin embargo, para el ejercicio 2022 tiene etiquetados 9 mil 55 millones de pesos.

Otro instrumento es el Fondo para Prevención de Desastres Naturales (Fodepren) que para 2022 tiene previsto un presupuesto de 207 millones 505 mil pesos. En ambos casos no hay reglas de operación. 

Los recursos del estado no son suficientes para atender los impactos del cambio climático en México. En México sólo 6.5% de las viviendas están aseguradas por cuenta propia para enfrentar efectos como los de los sismos. El 20% de las viviendas están aseguradas por un crédito hipotecario. 

Te recomendamos leer esto:  Rey de la Opacidad

El medio ambiente no es parte de las prioridades presupuestales, ya que a pesar de haber un aumento de 27.5% para el sector ambiental, el monto total de 40 mil 795 millones de pesos es menor al de 2016, que era de 55.77 mil millones de pesos. 

Este aumento presupuestal pues tan solo 5 proyectos de inversión se llevan el 50% del presupuesto ambiental. Los proyectos son el Proyecto Hidrológico en el estado de Tabasco, Proyecto Baluarte-Presidio en Sinaloa, construcción de presa Agua Saludable para la Laguna, el Proyecto Ecológico del Lago de Texcoco y la Construcción del Sistema de abastecimiento de agua potable para comunidades Yaquis en Sonora. (El Sol de México)

En este contexto de aumentos inerciales, México se presentó a la COP26 pidiendo a países desarrollados una suma de 100 mil millones de dólares anuales para combatir el calentamiento global en los países menos desarrollados. Dicha demanda se realizó en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

#ESNETA?