Por Verónica Ayala

En sus últimas sesiones antes de concluir este periodo legislativo, y en pleno cierre de año, Morena lanzó tres descontones al aprobar en cámaras reformas que impactarían aún más a la ya de por sí golpeada economía. 

Aprovechando la mayoría con sus partidos aliados en el Senado y la Cámara de Diputados, impulsaron cambios a leyes en materia de regulación de las Afores y Banco de México, y acordaron dar mayor carga a los patrones por el “home office”.

La iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que modifica los Sistemas de Ahorro para el Retiro, establece topar las comisiones de las Afores al promedio de lo que se aplica en Estados Unidos, Chile y Colombia, obligando a las administradoras a reducir los cobros por el manejo de cuentas.

Los cambios fueron aprobados en ambas cámaras, pese a los llamados y advertencias de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), especialistas, cámaras y Oposición, quienes acusaron que carece de sustento, plantea un esquema inflexible, y afectaría los ingresos de las administradoras.

En el Senado, se aprobó una reforma a la Ley del Banco de México que lo obligará a comprar divisas de los bancos locales en efectivo, para captar excedentes que presentan por las remesas y el turismo.

Mientras que legisladores de Oposición advirtieron del riesgo de lavado de dinero, el propio Gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, señaló que pone en riesgo la autonomía del instituto monetario, y Coparmex pidió a la Cámara de Diputados, donde ahora será discutida, rectificar la decisión. 

Y para rematar, en ambas cámaras se aprobó también -con el respaldo de los partidos de Oposición- una modificación a la Ley Federal del Trabajo, que obliga a los patrones a pagar el uso de internet, la luz y computadoras a sus empleados en el esquema de home office, para dar forma a la figura del teletrabajo.

Te recomendamos leer esto:  Pintan su raya países

La reforma avalada impactará en los costos de empresas y negocios, que en medio de la crisis por el Covid-19, y ante la falta de apoyos del Gobierno, han sido asfixiadas. Según el Inegi, por la pandemia se han perdido 391 mil 414 empresas y se estima que más de un millón de establecimientos dejaron de operar en definitiva.En tres rounds, con ganchos al hígado y golpes bajos a la economía, así perfila Morena el cierre de año.

#EsNeta?