Por Gretel González

Gabriel García Hernández, uno de los operadores políticos de López Obrador es el coordinador general de los Programas para el Desarrollo y ejecuta los programas integrales de desarrollo económico- social.

Por lo que es el encargado de coordinador a más de 19 mil delegados estatales y regionales, quienes son conocidos como “Servidores de la Nación” una estructura formada con los promotores del voto de Morena y que cuestan a todos los mexicanos en salario bruto mensualmente 221 millones 078 de pesos y anualmente 2 mil 652 millones de pesos. 

Eso sin contar el salario de García Hernández, el cual de acuerdo con la Secretaría de la Función Pública es de 158 mil pesos mensuales.

El actual senador con licencia fungió como Secretario Nacional de Organización de Morena posición desde la cual seleccionaba a los candidatos, controlaba la comisión de encuestas, representaba al partido ante instancias internas y electorales, realizaba alianzas locales, afiliaba a militantes al partido, supervisaba asambleas municipales, formaba cuadros locales y validaba la integración de los “comités de protagonistas” según refiere Proceso.

Dentro del partido también fue enlace de Morena en Michoacán y Secretario Técnico del Consejo Nacional. Asimismo, en la campaña presidencial de 2012, fue el coordinador técnico de la defensa del voto de López Obrador.

Durante la gestión de López Obrador como Jefe de Gobierno en el Distrito federal, Gabriel García fue el director de adquisiciones de la Oficialía Mayor.

La carrera política del coordinador general de los Programas para el Desarrollo ha sido polémica, ya que según refiere Ricardo Pascoe en Excelsior, la Asociación Civil “Honestidad Valiente”, de la cual es apoderado legal fue acusada de haber servido para lavar dinero durante las campañas presidenciales de 2006 y 2012; así como que operó en la delegación Miguel Hidalgo sin haber sido empleado para obtener dinero para operar los políticos del PRD. 

Te recomendamos leer esto:  Crece Guanajuato a pesar del crimen

Y ahora el operador político como funcionario público reparte 191 mil 200 millones de pesos en programas sociales de acuerdo con Proceso.

#EsNeta?