Sharenii Guzmán

Las Universidades del Bienestar, a las que el gobierno le apostó Andrés López, resultaron ser semilleros ideológicos de la 4T. 

Así lo reveló su coordinadora nacional, Raquel Sosa Elízaga, en una reunión virtual que tuvo con docentes y coordinadores académicos en abril de este año. 

En un audio, dado a conocer por “La Crónica”, la funcionaria advierte que “tomarían medidas” en contra de quienes hayan cursado las carreras de psicología, pedagogía y comunicación, pues, a su consideración, tienen formación neoliberal y conservadora. 

Luego de los despidos, un grupo de profesores denunció en una carta, violaciones a sus derechos laborales por parte de la dirección de la universidad. 

Desde su creación fue cuestionada. 

En el país existen 140 planteles de la universidad, el 50 por ciento de ellos ubicados en municipios morenistas. Se ubican en lotes baldíos o en inmuebles de propiedad federal.

En teoría se ofrecerían 36 carreras y cada universidad tendría 15 mil alumnos; sin embargo hay planteles con 25 alumnos y cinco profesores.

Tomando en cuenta que se les ha dado un presupuesto de 2 mil 932 millones de pesos en tres años, cada alumno ha costado 200 mil pesos por cada alumno inscrito.

En febrero de 2020 la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló mediante un reporte que “ninguno de los 30 planteles evaluados alcanza el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), por lo que no podían expedir títulos universitarios.

Raquel Sosa presume de no tener ideología conservadora; sin embargo, su salario no lo refleja. Gana como un Subsecretario Federal, 91 mil pesos, según lo reportado en Declaranet.

Te recomendamos leer esto:  AL ÚLTIMO… LOS POBRES

Además de los despidos, hay planteles que, a dos años de su creación el 30 de julio de 2019, están inconclusos. 

Con este tipo de educación, el único bienestar es para la 4T.

#ESNETA?