Por Gretel González

Además de construir el Aeropuerto de Santa Lucía, el gobierno federal va por la administración, operación y explotación de la terminal aérea, para lo cual la Secretaría de Hacienda el 14 de diciembre de 2020 según El Economista creó la empresa Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles SA de CV, misma que estará a cargo 100 por ciento del Estado. 

Dicha empresa prestará los servicios aeroportuarios, complementarios y comerciales y su mayor accionista es la SEDENA con 990 mil pesos y Banjército con 10 mil pesos.

Lo cual es una coincidencia con los aeropuertos de Cuba y Venezuela mismos que están al 100 por ciento en manos del Estado.

La administración del aeropuerto José Martí ubicado en Cuba está a cargo de la Corporación de la Aviación Cubana SA, la cual depende del Ministerio del Transporte de La República de Cuba. 

Por su parte el aeropuerto venezolado Simón Bolívar es administrado por el Instituto Aeroportuario Internacional de Maiquetía, el cual depende del Ministerio del Poder Popular para Transporte.

Durante el gobierno de López Obrador, este no es el primer caso donde el Estado concentra las empresas, por ejemplo, a la Comisión Federal de Electricidad le cedió todo el control sobre energías limpias, dejando de lado a la Inversión Privada, poniendo en riesgo 26 plantas solares, 28 parques eólicos y 6 mil 426 millones de pesos en inversión.

Aunado a que CFE también conformó una empresa para distribuir internet en todo México, según Xinhua, ésta abarcaría 300 mil pueblos, colocada en 10 mil centros. 

También creó a Birmex una empresa pública para distribuir medicinas, equipo médico y vacunas en el país, misma que está en proceso y manejará  90 mil millones de pesos al año.

Te recomendamos leer esto:  Esconden datos de Siervos

A través del Banco del Bienestar el gobierno controla la entrega de los programas sociales, el cual tendrá más sucursales que la banca comercial, con más de 13 mil sucursales, de las cuales su meta en 2020 fue de 2 mil 700.

Y 16 puertos del país, dejó en manos de los mandos de la Marina la administración de los mismos quitando la dirección civil.El Presidente estatiza todo lo que puede, pese a que el Estado ha resultado mal administrador y se arriesguen millonarias inversiones.

#YaEnSerio