Sharenii Guzmán

El trancazo a Morena en las urnas lo quieren disimular poniendo trabas a los alcaldes de oposición. 

De gobernar 12 alcaldías en la Ciudad de México solo se quedaron con siete. 

Y a tres meses de la elección, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum aún no reconoce de manera pública los triunfos. 

En 2018 la transición inició los primeros días de julio, una vez que fueron entregadas las constancias de mayoría a los ganadores. 

En esta ocasión cambiaron los plazos, eso reduce el margen para planear el presupuesto. Del 3 al 31 de agosto de 2021 se programaron mesas políticas; del  1 al 30 de septiembre las mesas de transición; del 1 al 15 de octubre serán las entregas – recepción, de acuerdo con la Gaceta Oficial de la CDMX. 

Los alcaldes han denunciado trato desigual, mientras Claudia Sheinbaum ha mostrado desdén. Apenas aceptó reunirse con cada uno de los alcaldes electos el 2 y 3 de septiembre. 

Todavía no arrancan los gobiernos y ya les restaron facultades a las alcaldías en materia de seguridad pública y en desarrollo urbano. 

Crearán las figuras de “mini delegados” para hacerles sombra, señaló el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada. 

Impondrán el guinda en la cromática de las patrullas para evitar que el programa Blindar Benito Juárez se extienda a las alcaldías que conforman la UNA-CDMX. 

Morena patalea y cree que con escudos y granaderos impedirá el cambio de poder.

#ESNETA?