Verónica Ayala

A dos años y medio de que arrancó el actual Gobierno, los principales problemas por resolver siguen siendo cuentas pendientes para la 4T. 

Uno de ellos es el tema de la seguridad, donde la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador está lejos de cumplir con la promesa de reducir al 50 por cientos los índices delictivos, y no ha podido contener la violencia.  

También tiene una deuda pendiente con las mujeres, cuya agenda y reclamos ha minimizado. En su gobierno ha crecido la violencia de género y hay más feminicidios.

En el plano económico, la situación tampoco es muy alentadora. El PIB no solo no creció el 4 por ciento anual como se prometió, sino que sufrió el año pasado su peor caída en casi un siglo, de. 8.5 por ciento, y la inflación se ha disparado. 

La tasa de desempleo también ha ido en aumento, al pasar de 3.4 por ciento en el primer trimestre del 2020 a 4.4 por ciento en el mismo periodo de 2021, lo que representa que 1.6 millones de personas perdieron su trabajo.

También ha crecido la deuda del Gobierno mexicano con el Banco Mundial, superando incluso en dos años y medio en un 65 por ciento el endeudamiento de todo el sexenio anterior de Enrique Peña Nieto ante el organismo internacional.

La promesa de reducir la pobreza, bajo el discurso de “primero los pobres”, también ha quedado en el aire, y hoy hay más mexicanos -50 millones- a los que no les alcanza para lo más básico.

En salud, México está muy lejos de tener un sistema como el de Dinamarca, al que aspiraban, y se ubica entre los países con peor manejo de la pandemia y con más muertes por covid-19, además de que se ha generalizado el desabasto de medicamentos y persiste la falta de tratamiento a niños con cáncer. 

Te recomendamos leer esto:  FARAÓNICAS… POR LA LIBRE

En combate a la corrupción, que ha sido la principal bandera de este Gobierno, México va como los cangrejos, para atrás, según el índice del World Justice Project.

Y el menosprecio y desinterés en el cuidado del medio ambiente lo ha llevado a aferrarse a obras y programas que ponen en riesgo a la flora y la fauna de México.

#ESNETA