IP PIDE ACUERDO, BARBOSA ATACA

Mientras el comercio ambulante ya opera al 100 por ciento en Puebla y sin las medidas de sana distancia, las actividades formales siguen con la cortina abajo y el mandatario Miguel Barbosa sólo descalifica a los empresarios por pedir su ayuda. 

En esta entidad, cuya fortaleza económica es el sector comercial y de servicios, la Iniciativa Privada ha cargado con el peso de la crisis a causa de la pandemia. 

Lejos de entregar apoyos para mantener los empleos, el mandatario morenista descalifica a los empresarios.

El sector empresarial propuso que se permitiera reiniciar actividades al 30 por ciento de los sectores no esenciales para reactivar la economía y recuperar los casi 40 mil empleos perdidos en los últimos 4 meses y que se adopte el “Salario Solidario”, en el cual una parte del ingreso de los trabajadores lo cubre el Gobierno y la otra el patrón.

“Nunca han sido reivindicadores sociales, nunca han regalado su dinero, nunca nos dieron nada de la cadena de solidaridad, salvo algunos empresarios que en lo personal dieron. Ahí uno de Coparmex que se ha dedicado a criticar, él en lo personal no trajo ni una hamburguesa para uno de los médicos”, dijo Barbosa el 15 de julio.

Hasta ahora, Puebla es el único estado del país que no tiene fecha para reiniciar actividades de servicio en restaurantes. 

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y alimentos Condimentados (Canirac) hay 15 entidades en semáforo rojo por COVID-19, en donde ya se autorizó los establecimientos con aforos de entre 25 y 40 por ciento. En tanto, hay 16 estados con semáforo naranja y la afluencia de comensales permitida es de mínimo 50 por ciento.

Te recomendamos leer esto:  Nadie pela consulta en Baja California

Mientras se pierden cerca de 300 empleos formales diarios, el mandatario sólo recurre a desacreditar al sector empresarial en lugar de cerrar acuerdos con ellos.

#ESNETA?