Verónica Ayala

En esta elección, Morena contará con cinco partidos comparsas, tres de ellos de nueva creación y dos aliados por conveniencia. Sin figurar, estas organizaciones participan en la fiesta de ganar votos.

Uno de los “nuevos” institutos es el Partido Encuentro Solidario, que es la reencarnación del Partido Encuentro Social, que desapareció tras la elección de 2018. El PES es el partido de los evangélicos que lidera Hugo Eric Flores, actual super delegado de Morelos y promotor de la candidatura de Cuauhtémoc Blanco. 

También está Redes Sociales Progresistas, que lidera José Fernando González, yerno de Elba Esther Gordillo, ex lideresa del SNTE. Está integrado por grupos magisteriales afines a la maestra que desde la campaña presidencial decidieron apoyar a Morena y le dieron la espalda al PRI. 

El tercer nuevo partido es Fuerza por México, que es liderado por Pedro Haces, el líder de la  Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Ante la persecución de AMLO a los sindicatos tradicionales, como la CTM y la CROC, surge este nuevo sindicato aliado de Morena. Hoy agrupa a transportistas que trabajan en las tres grandes obras de la 4T: el Tren Maya, Santa Lucía y la Refinería de Dos Bocas.

Y también están los viejos partidos que tradicionalmente se alían a conveniencia.

El Partido Verde se vende al postor y siempre está aliado con el gobierno en turno, pues sus votos en el Congreso y en el Senado son valiosos para las reformas que se  impulsen. Fueron aliados de los ex mandatarios Fox, Calderón, Peña y ahora con el actual Presidente de México. Además, arman alianzas electorales locales donde tienen fuerza. 

Te recomendamos leer esto:  120 DÍAS EN LA BANCA

Por último está el PT, los aliados históricos de la izquierda: lo fueron con el PRD y ahora con Morena. Su líder Alberto Anaya es cercano a López Obrador. Por su  fuerza en algunos estados, Morena aprovecha su presencia y operación política. Y recobró fuerza en 2019 con la alianza electoral que armaron.

Junto con Morena, estos partidos suman este año una bolsa de más de 3 mil 700 millones de pesos de financiamiento público, mayor a la de los partidos opositores.

#ESNETA?