Sharenii Guzmán

La derrota de Morena en la Ciudad de México en las elecciones del 6 de junio reconfigura el mapa político rumbo al 2024. 

Mientras la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, perdió alcaldías y la mitad del Congreso local, personajes como Ricardo Monreal, Jorge Romero y Adrián Rubalcava se fortalecen. 

El dominio del senador Monreal, en su antigua casa Cuauhtémoc, se mantiene. Le cerró la puerta a Dolores Padierna y René Bejarano. 

Columnistas aseguran que ante la negativa de reelección al actual alcalde y cercano del zacatecano, Néstor Núñez, Monreal apoyó a la candidata del PAN, PRI y PRD, quien apenas en diciembre trabajaba con él en el Senado. 

También ganó, de mano de la alianza, Silvia Sánchez Barrios, hermana y candidata sustituta de la líder de ambulantes, Alejandra Sánchez Barrios, quién enfrenta un proceso penal en la cárcel. Ambas, junto con su familia, son cercanas a Ricardo Monreal. 

En el Congreso de la ciudad candidatos de Morena que pertenecen a su grupo político mantuvieron curules.

También quien capitalizó la derrota de Sheinbaum Pardo fue el panista Jorge Romero, ex delegado de Benito Juárez y ex diputado local.  Su grupo encabezado por Mauricio Tabe y Santiago Taboada logró posicionarse en Donceles y alcaldías. 

Quien también se fortalece en la ciudad es Adrian Rubalcaba del PRI, pues por tercera ocasión gobernará Cuajimalpa.

En el tablero hacia el 2024, Claudia Sheinbaum cedió espacios importantes, aún así culpa a los adversarios y no en sus propios errores. 

“En el caso de la Ciudad de México, coincido con lo que dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en los últimos meses hubo una campaña de desprestigio del movimiento muy fuerte, que tuvo impacto en algunos sectores de la población”, señaló Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno CDMX, un día después de las elecciones del 6 de junio.

Te recomendamos leer esto:  40 DÍAS Y DE PÍO… NADA

#EsNeta