Por Ismael García

Con el pretexto de acercar la ayuda social, el Gobierno federal armó su propio censo, en paralelo al que existe del INEGI, en el cual tienen datos, fotos y teléfonos de los habitantes de 30 millones de hogares.

Esa es la labor del ejército electoral de 19 mil personas denominado Servidores de la Nación, el cual lidera Gabriel García Hernández, quien fue el operador político de Morena durante la campaña del 2018.

Durante la conferencia matutina del 23 de abril del 2020, dicho funcionario adscrito a la Secretaría del Bienestar, detalló que una vez pasadas las elecciones se comenzó a armar el censo, labor que se hizo en casi 7 meses y en la que se visitaron 300 mil localidades.

El propio García Hernández narra cuál es la diferencia entre el censo del gobierno y el del INEGI.

“La pequeña diferencia del censo casa por casa con la estadística es que la estadística tiene 10 años de antigüedad (…) en el caso del censo, es la información más reciente, por eso es que tenemos los teléfonos”, refiere.

#EsNeta?