Por Gretel Gónzalez

Bajo el pretexto de hacer auditorías por corrupción, el gobierno federal con el apoyo de ambas cámaras desapareció 109 fideicomisos, los cuales representan el monto de 68 mil 478 millones de pesos.

Entre los fideicomisos más afectados están los de ciencia y tecnología de 24.9 mil millones de pesos, en el campo 12.5 mil millones de pesos y en emergencias 6.8 mil millones de pesos. 

Por su parte, la Cámara de Diputados, de acuerdo con Forbes México aprobó la extinción de los fideicomisos el 06 de octubre de 2020, con 242 votos a favor, 178 en contra y 7 abstenciones. 

En el Senado se aprobó el 21 de octubre de 2020, con 65 votos a favor, 51 en contra y 1 abstención de acuerdo con El Universal.

La decisión de eliminar los fideicomisos fue tomada sin contar con alguna auditoría previa que demostrará lo dicho por el presidente. 

El 21 de octubre de 2020 López Obrador dijo que ya había ordenado al consejero jurídico que se iniciaran los trámites para llevar a cabo una auditoría amplia a todos los fondos y fideicomisos y que frente a evidencias de corrupción se presenten las denuncias penales en la Fiscalía General de la República. 

En tanto el Gobierno ya aseguró el dinero proveniente de los fideicomisos para repartir en sus proyectos y programas. López Obrador dijo que todo lo que se ahorre, se destinará al bienestar del pueblo. 

Pero no hay un plan de cómo se distribuirá dicho recurso, y dejará en el limbo a investigadores, científicos, estudiantes, periodistas, damnificados, cineastas, actores, deportistas, feministas, agricultores, entre otros. 

Te recomendamos leer esto:  Eliminar fideicomisos: mal sabor de boca

De frente al 2021, año en que habrá elecciones, la prioridad de López Obrador está en sus obras faraónicas y en los programas sociales, su administración quiere dinero, no ciencia. Por su parte la senadora de Morena por Baja California Lucía Traviña votó así: “A favor cabrones”.

#EsNeta?