SHARENII GUZMÀN

A dos años y medio de su puesta en marcha, el programa “Sembrando Vida” ha ocasionado más daño que vida.  Según el Instituto de Recursos Mundiales, este  programa emblema del Gobierno Federal, ha dañado 72 mil 830 hectáreas de bosque.

De acuerdo al instituto, en su “Análisis de los impactos de las coberturas forestales y potencial de mitigación de las parcelas del programa Sembrando Vida implementada en 2019”, reporta daños en los municipios donde se implementó.

Señalan que el programa no tiene como objetivo prioritario la restauración forestal ni la reforestación sino que se concentra en que los propietarios del bosque tengan ingresos.

El programa ofrece un apoyo de 5 mil pesos a cambio de sembrar árboles frutales en terreros vacíos de hasta 2.5 hectáreas. Con tal de obtenerlos comuneros queman terrenos y utilizan técnicas que están causando daño forestal.

En 2019 en Zongolica, Veracruz campesinos quemaron 400 hectáreas arboladas para obtener el pago de “Sembrando Vida”, informó el diputado local, Alexis Sánchez García.

En Chiapas, el director de la Reserva de la Biósfera “La Sepultura”, Omar Gabriel Gordillo Solís, advirtió de los incendios que se salen de control por el mismo motivo. 

El programa “Sembrando Vida” fue presentado el 8 de octubre de 2018 para revertir la pobreza rural y la degradación ambiental. Tiene 400 mil campesinos beneficiados en 20 estados del país.

Cuenta con uno de los presupuestos más altos para un programa de desarrollo rural: 15 mil millones de pesos para 2019, 27.5 mil millones en 2020 y 27 mil millones para 2021.

Por su carácter clientelar, “Sembrando Vida” causa más daños que beneficios a los bosques

Te recomendamos leer esto:  Arremete AMLO contra #NoMásDerroches

#EsNeta