Sharenii Guzmán

A 15 meses de su extradición, el 17 de julio de 2020, los casos de corrupción que destapó Emilio Lozoya están estancados en la Fiscalía General de Justicia (FGR), a cargo de Alejandro Gertz Manero.  

En otros países por los sobornos de Odebrecht sí aplicaron justicia y hay funcionarios de alto nivel encarcelados. Como en Perú, donde tres expresidentes atraviesan su proceso en prisión o en República Dominicana, donde un ex ministro y senador ya fueron condenados. 

De 11 países salpicados por el caso Odebrect en América Latina, solo en México y Venezuela no hay sentenciados. 

Mientras, en México, el ex director de Pemex, uno de los dos procesados pactó para no ir a la cárcel y se pasea en restaurantes de lujo. 

Desde su declaración ministerial, el 20 de agosto de 2020, se ha develado un entramado de corrupción que involucra a cerca de 70 personajes, entre políticos, funcionarios y empresarios.

La Fiscalía prometió investigar y judicializar las denuncias de Lozoya. Sin embargo, hasta el momento un exsenador está preso esperando sentencia. 

La Fiscalía reveló que en dos años se han judicializado 22 casos por corrupción, solo uno vinculado a Lozoya. 

Como un oasis la justicia mexicana parece una simulación, donde la 4T es la reina.

#ESNETA?