El Presidente Andrés Manuel López Obrador quiere cambiar la ley para que el acceso a la información pública lo controle el gobierno, como ocurre en China, Rusia, Bolivia o Brasil y no los ciudadanos, como sucede en la mayoría de los países del planeta, principalmente con democracias sólidas.

De acuerdo con una investigación de #DICES, de la mano con el Instituto de Transparencia,  Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), de un total de 120 países revisados, 63%  de ellos tienen un organismo autónomo al poder, quienes son los garantes del derecho a la información pública.

Entre ellos están Australia, Reino Unido, Bélgica, Japón, Canadá, Italia, Chile, España, Francia y Estados Unidos, entre otros.

En contraste, en 35% de los países esa facultad la controla el Gobierno; como en Argentina, Brasil, China, Rusia, Bolivia, Dominicana, Perú, Colombia, Costa Rica y Uruguay, entre otros.

En tanto, en 2% (3 países) no se encontró que cuenten con algún mecanismo de acceso a información pública: Corea del Norte, Cuba y Venezuela.

López Obrador argumenta su intención de cambiar la ley a un asunto de pesos y centavos, no por garantizar un derecho que la Constitución da a todos los mexicanos. 

#EsNeta?