Verónica Ayala

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno federal se ha convertido en la herramienta favorita de golpeteo político de la 4T en contra de sus opositores.

Para muestra está la larga lista de políticos, empresarios, candidatos, jueces y hasta ex Presidentes que han sido investigados por esta dependencia a cargo de Santiago Nieto. 

En septiembre del 2020, el funcionario federal reveló que indagaban a los ex Presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto por el caso de los sobornos de Odebrecht. 

Pero las investigaciones por parte de este caso, incluyen también a ex funcionarios federales, ex legisladores y hasta Gobernadores del bloque Opositor al Presidente Andrés Manuel López Obrador, del PRI y el PAN.

Algunas indagatorias han derivado en denuncias ante la Fiscalía General, como en el caso de los panistas Jorge Luis Lavalle, ex Senador vinculado a proceso y preso, y de Francisco García Cabeza de Vaca, Gobernador de Tamaulipas desaforado por la Cámara de Diputados y salvado por su Congreso.

Pero estos son solo algunos casos. También en septiembre pasado, la UIF congeló cuentas de políticos y líderes ejidales ligados a las protestas por el agua en Chihuahua, en medio del conflicto por la toma de la presa La Boquilla.

El último caso ventilado es el del juez federal Juan Pablo Gómez Fierro, quien también es ahora indagado por este órgano -junto con familiares- tras haber otorgado amparos contra reformas energéticas y el padrón de telefonía celular.

Y la lista de investigados sigue con ex Gobernadores, personajes ligados a políticos de Oposición, y candidatos, cuyas indagatorias se han ventilado en medios en pleno proceso electoral. 

Te recomendamos leer esto:  Sin empleo, 9 mil cada día

Pese a ello, su titular dice que no quieren dar la impresión de que La UIF es utilizada con fines políticos. 

“El Presidente ha sido muy claro conmigo: me dijo que no quería que se percibiera que la Unidad de Inteligencia estaba siendo utilizada con un fin político”, dijo Nieto.

#ESNETA