Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha arremetido contra la alianza que conformaron PRI, PAN y PRD para la elección de 2021, la realidad es que una buena parte de los candidatos impuestos por Morena para las Gubernaturas provienen de esos partidos. 

Entre ellos se encuentra la Alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores, quien contenderá en Campeche. La hija del ex Gobernador priista Carlos Sansores, militó durante 30 años en el PRI, partido por el que fue Diputada federal plurinominal y Senadora, antes de renunciar y pasar también el PRD, Convergencia -después Movimiento Ciudadano-, y finalmente por Morena.

Un caso similar es el de Alfonso Durazo, ex Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien fue designado como precandidato único por consenso para la Gubernatura de Sonora. Antes de sumarse a Morena, Durazo, quien fue secretario particular de Luis Donaldo Colosio y de Vicente Fox, participó en los tres partidos cuya alianza critica ahora AMLO: PRI, PAN y PRD. 

A la lista se suma también la virtual candidata a la Gubernatura de Nuevo León, Clara Luz Flores, quien militó durante 22 años en el PRI, partido al que renunció en febrero pasado. La Alcaldesa de Escobedo con licencia es esposa del polémico líder y operador priista Abel Guerra.

En la misma situación se encuentra quien será el abanderado morenista en Nayarit, el Senador con licencia Miguel Ángel Navarro Quintero, quien militó durante 29 años en el PRI, y quien fue designado pese al rechazo de la dirigencia estatal del partido por presuntos nexos con personajes ligados al ex Gobernador tricolor Roberto Sandoval, que liga tres órdenes de aprehensión.

Otro ejemplo es el del ex Senador y ex Alcalde de Fresnillo, David Monreal, designado en Zacatecas, quien es hermano del ex Gobernador del mismo estado y diputado morenista Ricardo Monreal, con quien comparte origen priista y pasado perredista y petista.

Te recomendamos leer esto:  Exigen al góber: ¡fuera manos!

Mientras que para Querétaro se eligió a la ex Magistrada Celia Maya, que ya contendió dos veces por la Gubernatura, una por el PRD y la última por Morena.

También fueron favorecidos delegados de los programas sociales del Gobierno federal en los estados, que aprovecharon sus cargos para posicionarse, algunos de los cuales han sido señalados, denunciados e incluso investigados por usar la entrega de apoyos para promover su imagen.

Se trata de Juan Carlos Loera, designado en Chihuahua; Lorena Cuéllar, en Tlaxcala; Indira Vizcaíno, en Colima; y Víctor Manuel Castro, en Baja California Sur.

Para Guerrero optaron por el polémico Senador con licencia y ex Alcalde de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, que militó durante 25 años en el PRD, por el que ya había sido Senador y diputado federal, y quien recientemente ha sido señalado por acusaciones de abuso sexual en su contra.

El también Senador Rubén Rocha, designado en Sinaloa, con trayectoria en organizaciones y partidos de izquierda, colaboró en administraciones estatales priistas y contendió por la Gubernatura en dos ocasiones, la última de ellas en 1998 como candidato común del PRD, PVEM y PT.

Mientras que para Michoacán se eligió al Alcalde de Morelia, Raúl Morón, un normalista y ex legislador local que militó 18 años en el PRD, antes de sumarse en 2017 a Morena.

La lista la completa la Alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila, una abogada con experiencia docente y trayectoria política en Morena que contenderá en Baja California, y la líder sindicalista Francisca Reséndiz, también morenista, quien se perfila para San Luis Potosí.

Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas en el partido del Presidente, pues los dedazos de candidatos han generado divisiones internas y acusaciones de imposiciones y encuestas cuchareadas en la mayoría de las entidades en juego.

#EsNeta?