Ivonne Muñoz

En el regreso a clases llovieron los contagios, tronaron las escuelas y relampaguearon los amparos por cumplirle un capricho al Presidente López. No pasaron ni dos semanas de vuelta a las aulas y ya “cerraron” temporalmente 39 de 88 escuelas que han reportado casos de Covid-19 en México.

Hasta el 7 de septiembre se registraron 135,230 escuelas abiertas, 12,639,915 millones de alumnos, y 1,200,245 de docentes para el ciclo escolar 2021-2022. El personal educativo fue vacunado con la dosis Cansino previo a las elecciones; sin embargo, aunque la COFEPRIS autorizó desde el 24 de junio el uso de la vacuna Pfizer a partir de los 12 años, el gobierno rechazó hacer lo mismo con los estudiantes bajo el argumento de que no seguirle el juego del negocio para las farmacéuticas.

Ante esta decisión padres de familia comenzaron a tramitar amparos judiciales para obligar al gobierno a que protegiera a sus hijos del virus, medida que fue criticada por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el mismo que acusó a los niños con cáncer de golpistas, pues en su opinión, le quitan la oportunidad de recibir su dosis a otros con mayor riesgo. Sin embargo, se han documentado 61 mil niños contagiados y 613 fallecidos a causa de la pandemia.

El Presidente prometió terminar de inmunizar a todos los mexicanos mayores de 18 años en octubre, pero a un mes de que venza el plazo aún falta casi el 40 por ciento de la población para obtener la segunda dosis.

En medio de la tercera ola, el plan de vacunación incompleto y los niños desprotegidos, el Covid acecha cada vez más a los menores.

Te recomendamos leer esto:  A LA #ALIANZA, LA ESPALDA

#ESNETA?