La aplicación del nuevo T-MEC en México genera incertidumbre sobre la certeza jurídica en la atención de controversias y en el sector privado hay preocupación por el impacto que pueda tener en la competitividad.

El presidente de la Comisión Nacional Laboral de Coparmex dijo que se cree que existe certeza jurídica, pero se deberá de vigilar que no se abuse de los procesos, en virtud de quien presente una queja tendrá la facilidad de basarse en presunciones. Así mismo con la modificación del capítulo 31 de solución de controversias, en uno de los señalamientos es posible la utilización de testigos de los que se desconozcan sus datos, lo cual podría implicar abuso en las querellas.

Lorenzo Roel explicó que en la parte laboral habrá que considerar que una de las implicaciones que tiene es la presunción de culpabilidad cuando existe una queja en contra de una empresa mexicana, se deberá estar atentos a los nuevos procedimientos para evitar el abuso y las consecuencias que pueda tener en la exportación de productos mexicanos a los Estados Unidos.

En relación a la utilización de los paneles como forma de inspección, habrá que tener cuidado en los procesos de verificación sean y correspondan a la parte demandada para evitar que se utilicen como fórmulas de inspección, aunado a que una de las preocupaciones es la posibilidad de que las empresas mexicanas puedan perder competitividad

Por lo cual se debe dar seguimiento al buen uso para evitar que existan temas que perjudiquen la competitividad y tengas efectos en el comercio de empresas que producen en México y que exportan a los Estados Unidos o Canadá y que también tienen acciones relacionadas con empresas que no lo hacen y que compiten con productos que se están importando en México. 

Te recomendamos leer esto:  Acapara presupuesto programas sin reglas

#VOZEXPERTA