En plena crisis de la industria aeronáutica la 4T decide emprender un nuevo negocio estatizante: poner su propia aerolínea “Aero Bienestar”.  El panorama no es fácil para los que ya están en este negocio, mucho menos para los que, sin experiencia, quieren aventurarse en esta nueva odisea de empresas del Estado. “El panorama es sombrío para quien está operando y peor para posibles nuevos jugadores”, sostiene Lázaro Ríos.

El consultor refiere que, AMLO y Salvador Álvarez , CEO de Altan, quieren lanzar una nueva aerolínea de la mano de los extrabajadores de Mexicana de Aviación con una inversión inicial de 155 millones de dólares y con un 60% de inversionistas privados. 

Pero hay un pequeño detalle: Altán, compañía encargada de proveer Internet al 92.2 % del País, acaba de solicitar en el pasado mes de julio concurso mercantil para negociar una deuda de 17 mil millones de pesos. “¡Qué chambal trae Álvarez…. Altan en concurso mercantil y lanzándose casi al vacío con “Aero Bienestar”, refiere Lázaro Ríos, quien asegura que con esta pretensión la Cuarta Transformación  ratifica su plan de  economía estatizante.

#OPINAenDICES