Diario desde el púlpito presidencial se habla de los corruptos, del partido conservador, de los potentados, los intelectuales orgánicos que no dejan avanzar la transformación porque se niegan a perder sus privilegios, pero… ¿en dónde están las denuncias?, cuestiona Avi S. Borges

La asesora política y creadra de contenido digital también pregunta ¿dónde están las carpetas con las pruebas ante la autoridad para que se haga justicia?

Han transcurrido 29 meses desde que Andrés Manuel López Obrador juró cumplir la Constitución, pero también son 900 días sin medicamentos para niños con cáncer.

“El 25 de abril pasado fue el día con más homicidios dolosos en lo que va de 2021, la economía mexicana sigue en retroceso. Por segundo ano consecutivo México no está en el ranking de los países más atractivos para invertir; ya casi cumple 300 días en México Emilio Lozoya y nadie lo ha visto, non ha hecho la reparación del daño y pues ahí nomás, mandaron a un exsenador como chivo expiatorio”, recapitula.

Avi agrega que se vive la efervescencia de las campañas políticas: que si Félix, que si Morón, que si el diputado violador, que si Alfredo Adame… 

”Pero también seguimos en una crisis sanitaria por Covid19 que ha cobrado más de 215 mil vidas en la cifra oficial y una de las crisis institucionales más graves orquestada desde Palacio Nacional, pues pretenden violar la Constitución con la Ley Zaldívar, la Ley Combustóleo, la Ley de Hidrocarburos, el padrón de usuarios de telefonía móvil con datos biométricos…”.

Son tantas cosas, tantos errores, fallas y mentiras, que en lugar de hacer oídos sordos a la mañanera o pelear por protagonismo como oposición, los ciudadanos no deben dejar de interpelar y preguntar ¿dónde están las denuncias por corrupción?, ¿dónde están los detenidos y dónde están las sentencias? 

Te recomendamos leer esto:  Exfuncionarios en la mira de la justicia

“Porque es obligación de todos hacer su trabajo, a todos les estamos pagando y a algunos hasta están pidiendo nuestro voto”, sostiene.

#OPINA