Una vez más el presidente de México responde de manera desafortunada y desoyendo las propias indicaciones del gobierno de la República, señala Oswaldo Ríos ante el posible recontagio de COVID19 del mandatario. 

“Sin certeza sobre su contagio, el Presidente acudió a la mañanera un espacio cerrado en el sometió a un riesgo innecesario a todos los reporteros de la fuente”, agrega.

El analista político continúa: “la de ómicron es probablemente la peor de las olas que hayamos vivido en el país y frente a este problema el gobierno sigue percibiendo al COVID19 no como asunto de salud pública sino esencialmente de imagen. 

“Esa frivolidad y esa negligencia nos ha llevado a tener ya más de 4 millones de casos comprobados y 300 mil defunciones que podrían haberse evitado actuando con mayor sensatez, con mayor prudencia y con mayor responsabilidad. 

“La prueba de esta negligencia es que en este momento ninguno de los estados del país se encuentra en semáforo rojo a pesar de que la ola de contagios es la más alta en toda la historia de la pandemia”

Ríos señala que “ante esta nueva tragedia nacional el gobierno de la República ha emitido un comercial patético con actores de mala calidad y un guión francamente impresentable en el que dice que el COVID-19 se podría prevenir si comemos frutas y verduras originarias del país” 

“Si pudiéramos pensar en algo ridículo francamente creo que no encontraríamos algo más grotesco para responder a la tragedia nacional de COVID-19”, concluye.

#OPINAENDICES