Por el bien de todos primero, inundó a los pobres. En una declaración de las más dolorosas que hemos escuchado en últimas fechas, Andrés Manuel López Obrador mientras hacía un recorrido en helicóptero por la zona inundada de tabasco, nos dijo que para evitar que se inundara Villahermosa tuvo que tomar la decisión de encauzar el agua que estaba por desbordarse hacia las comunidades indígenas más pobres del estado, opina Luis Antonio García del Observatorio Ciudadano.

Esto ha dejado decenas de miles de familias damnificadas, sin ninguna propiedad y por completo en el abandono. Esa decisión de gobierno que el Presidente nos anuncia que tomó previo a las inundaciones, no fue acompañada de un programa donde el gobierno mismo se encargara de apoyar a las comunidades. La reacción fue tardía durante varios días, las comunidades no sabían qué hacer y el gobierno no se aparecía por ningún lado. 

Paralelo a esto, legisladores de Morena habían desaparecido el FONDEN. Es cierto que tabasco se inunda año con año. Eso lo sabe, entre otros, Andrés Manuel López Obrador cuyo primer cargo de relevancia en la vida pública fue director del Instituto Indigenista del estado de Tabasco.