A México le ha costado cuatro décadas construir organismos autónomos al servicio de los ciudadanos para acotar, de esta manera, al régimen presidencialista; el INAI está entre esas instituciones que han sido logros sociales y es preciso fortalecer, refiere Eduardo Bohórquez.

El director de Transparencia Internacional en México comenta que durante más de 40 años de ha luchado contra lo que se conoce como la dictadura casi perfecta: un gobierno presidencialista que concentraba el poder en una cabeza y en un par de manos, en una sola persona, porque nada se movía en México si el Presidente no lo decidía así.

“Por eso fuimos impulsando órganos como el IFE, que le quitaba el control de las elecciones al Presidente; o como el INAI, que asegura que usted y yo y todas las personas en este país seamos capaces de preguntarle al gobierno aquello que nos importa y éste tenga la obligación de respondernos conforme a lo que marca la Constitución y la ley”, explica.

Bohórquez agrega que el INAI es un órgano que permite instruirle al gobierno que tiene que responderle a los ciudadanos.

“Sin duda al INAI le podemos exigir más, y el derecho a saber en México, como la transparencia, todavía tiene un largo trecho por delante, pero lo importante es saber que esta lucha de más de cuatro décadas, que esta pugna constante de nuestra sociedad por tener mejores instituciones democráticas, continúa con la generación de la que somos parte usted y yo”, indica.