AMLO “rompió” el inexistente bloque que tenía con los medios gracias a las redes sociales. Ahora Ricardo Anaya, perseguido a modo por la Fiscalía, “también se monda en las redes para darles una cucharada de su propio chocolate”, afirma Lázaro Ríos.

“Anaya se defiende de la persecución mediante videos lanzados al ciberespacio, y ahora da muestras de una completa estrategia mediática – al parecer – dirigida directamente por él”, sostiene el consultor.

Hoy Anaya demuestra que él es la noticia, su editor, y el amplificador del mensaje. Y funciona. Lázaro Ríos  asegura que “Ricardo Anaya le está ganando la narrativa y la agenda a AMLO y a la Fiscalía”

#OPINAenDICES