Las campañas para elegir gobernadores el próximo 6 de junio iniciaron la semana pasada. Hace un par de meses las encuestas de intención de voto por partido, es decir, sin candidato reflejaban que Morena arrasaría, que podría ganar 14 de 15 gubernaturas en juego. Ahora, ya con candidatos, alianzas y coaliciones las cosas cambiaron. Morena cae en las preferencias, se desdibuja y arranca la contienda de las gubernaturas con resultados mixtos, señala Lázaro Ríos. 

Las encuestas son fotos instantáneas, corresponden a las preferencias del día del levantamiento de la información. Los encuestados responden de acuerdo a lo último que han vivido, percibido, sentido. Y es así, que en las Encuestas disponibles días antes del arranque de campaña la repartición de preferencias cambió drásticamente. De un Morena arrasador a un panorama electoral mixto.

La repartición del Tamal electoral va así: 

Gubernaturas claras para Morena o su alianza son 7, al menos hasta ahora, acota Ríos:  Baja California, Colima, Michoacán, Nayarit, Tlaxcala, Sinaloa y zacatecas

Peleadas son 4 Campeche, Sonora, Baja California Sur y Guerrero. En 60 días pueden pasar muchas cosas.

Verdaderamente cerrada, es más, en empate técnico está Nuevo León, entre el PRI y Morena y su coalición.

Claras para la Oposición son 3. Querétaro, Chihuahua, San Luis Potosí.

Y así pasamos del tamal completo al tamal repartido.

La contienda empieza y este panorama estoy seguro, señala Lázaro Ríos,  cambiará durante la campaña. Empezará el clásico queme del contrario, el bombardeo de publicidad, el mete mano de gobernadores y autoridades y sobre todo la sofocante influencia de los Siervos de la Nación.

Como ciudadanos debemos de revelar todo acto ilegal durante las campañas Te invito a compartir con @dicesmx toda irregularidad. Votemos el 6 de junio. Derrotemos al abstencionismo que en elecciones intermedia ha llegado a ser hasta del 52 por ciento.

Te recomendamos leer esto:  Hablando de Gritos

#OpinaEnDices