La consulta del próximo 1 de agosto pues se trata de “un distractor de los problemas reales que tenemos en el país como la inseguridad, la caída en el producto interno bruto, la falta de empleo, la terrible violencia, los feminicidios pero sobre todo la corrupción terrible que hay en este gobierno que toca los círculos más cercanos del Presidente Andrés Manuel López Obrador”, señala Marietto Ponce. 

El arquitecto, empresario y especialista en proyectos de inversión añade que la pregunta original iba enfocada a ver si se juzgaba o no a los expresidentes por posibles actos de corrupción que estos hubieran cometido durante su mandato, sin embargo la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo consideró inconstitucional y cambió la pregunta por una verdaderamente cantinflesca.

Sin embargo, agrega “para mí la pregunta es irrelevante, para mí la pregunta es lo de menos, para mí, lo importante y lo de fondo es que la ley no se debe poner a consulta. Si alguien en el pasado, un presidente, o cualquier político o servidor público cometió actos de corrupción, debe de ser juzgado simple y llanamente y ser llevado ante el juez sin someterlo a consulta”.

“La ley no se debe poner a consulta”, agrega y concluye que esa es la razón para no votar el primero de agosto. 

#OPINAenDICES