El decreto por el cual el presidente Andrés Manuel López Obrador declara los proyectos de infraestructura como un tema de seguridad nacional para poder obtener los permisos, brincándose todas las normativas necesarias y reservar la información para poder evitar la rendición de cuentas, es un tema muy delicado y forma parte de una estrategia que debemos poner en contexto, señala Marietto Ponce. 

“No es un hecho aislado. Hemos visto una serie de políticas públicas que van encaminadas a conseguir la mayor concentración de poder en su persona. Esto va en contra de la transparencia, de la rendición de cuentas y de la legalidad que debe prevalecer en un estado de derecho.”, menciona el arquitecto y empresario. 

Ponce ejemplifica: “Los ataques a los organismos independientes, a los periodistas y en general a las voces críticas a su gobierno son reiterados y así lo demuestra. El empoderamiento del ejército en tareas que no le corresponden es algo sumamente delicado que va encaminado justamente a conseguir aliados poderosos que le permitan a él hacer lo que quiera por encima incluso de la Constitución”

“Yo aquí les pregunto qué es lo que nosotros debemos de hacer. Pues yo pienso que ser críticos, no quitar el dedo del renglón, denunciar todos los actos que van en contra del estado de derecho, que van en contra de nuestra democracia; es la única herramienta que tenemos como ciudadanos para poder ponerle un límite al poder desmedido que ahora tiene el presidente y el poder que él quiere conseguir a través de cooptar a todas las instituciones independientes”, concluye. 

#OPINAenDICES