Después de que el Gobierno presentara cinco acciones inmediatas para combatir la violencia de género, estas se quedaron sólo en discurso. Los resultados fueron un aumento de 8% en el delito de feminicidio de enero a agosto con respecto al mismo periodo el 2020. 

Para Avieu el Gobierno se lava las manos y encubre su incapacidad. «Pareciera que 11 mujeres asesinadas en promedio al día no merecen la atención urgente de las autoridades encargadas de la seguridad y de la impartición y procuración de justicia, pues siguen sin actualizar el protocolo de feminicidio».

La analista acusa que las autoridades siguen sin elaborar un atlas de feminicidio confiable ni un modelo de atención a las víctimas. Sin embargo Avieu sostiene que las mujeres no se cansarán de exigir justicia a los tres niveles de Gobierno: «por que la 692 víctimas de feminicidio reconocidas oficialmente en lo que va del año fueron hijas, hermanas, madres, compañeras y amigas. Y por que lo único que queremos es vivir libres y sin miedo», concluye.

#OPINAenDICES