Más de un año las y los niños de México llevan sin asistir a la escuela y muchos tal vez jamás regresen. Por lo menos 4 millones ya abandonaron sus estudios, según datos de la SEP.

Pero eso parece importarle a muy pocos a las autoridades, refiere Avieu Borges, porque entran en la falsa disyuntiva de que regresar a clases es riesgoso dado que los menores van a contagiar a sus padres, madres o tutores de COVID; sin embargo la Unicef ha referido que es más seguro seguir con las clases a distancia aunque no aprendan, aunque muchos no tengan los medios para ver las clases por televisión y enviar sus tareas por internet. 

La asesora política y creadora de contenidos digitales cuestiona que si prácticamente ya todo abrió: centros comerciales, bares, restaurantes, casinos, parques de diversiones, cines; ¿por qué los centros educativos se mantienen cerrados? 

Y afirma que la educación básica y el desarrollo psicológico y mental de la niñez le importa muy poco a las autoridades en la materia. 

“Nadie habla de regresar a clases presenciales con grupos enormes o diario, sino de presionar para que haya aforos controlados, horarios extendidos, privilegiar los espacios abiertos y que los menores aprendan y convivan con otros niños y niñas para que desarrollen sus habilidades sociales”, comparte. 

Avieu agrega que sólo México y Venezuela han mantenido cerradas las escuelas durante toda la pandemia pese a que la UNICEF ha declarado que el daño de tener las escuelas cerradas es mayor que el de abrirlas. 

“La Organización Mundial de la Salud dice que las escuelas con medidas sanitarias no son foco de contagio. La ONU señala que el cierre de escuelas prolongado generará una catástrofe generacional. El SNTE se mantiene firme en que hasta el semáforo en verde y todo el personal educativo esté vacunado se debe regresar a clases presenciales”. expone.

Te recomendamos leer esto:  Antes que Dos Bocas, primero los pobres

Como sociedad ¿hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que nuestras niñas y niños sigan truncando su desarrollo?, critica Avieu.

“Presencial es esencial y es urgente que exista un plan de reapertura de las escuelas, ya”, concluye.

#OPINA