Además de que los militares ahora tienen actividades civiles y son empresarios de gran tamaño, ahora quieren medir su popularidad ante los ciudadanos buscando una casa encuestadora para que evalúe a nivel nacional su popularidad. Para Lázaro Ríos, consultor, esto despierta sospechas: “¿será que andan tanteando el agua para participar más en puestos de elección popular?”, sostiene.

Y es que todo actor político candidateable busca antes que nada medir su nivel de popularidad. “¿Estaremos en el camino de despertar con candidatos militares para gobernadores o presidente?”, cuestiona Ríos. 

El Presidente Andrés López prometió regresar al cuartel al Ejército. En cambio les dio chamba civil, poder y dinero. “La disputa de qué institución es más confiable, puede que termine en una cerrada contienda entre AMLO y el Ejército. ¡Ay nanita!”, sentencia el consultor.

#OPINAEnDICES