El proceso electoral norteamericano deja 5 grandes lecciones, la primera es que se requiere una causa común que todo mundo pueda entender para ganarle a un tirano populista autoritario, la causa que pusieron los demócratas fue reconstruir el alma de la Nación, todo el mundo lo entiende en Estados Unidos, porque ahí las personas creen en su democracia y en los principios que están detrás de la frase, explicó el presidente de la Comisión Anticorrupción de Coparmex, Max Kaiser.

La segunda lección es que se requiere organización entorno a esa causa en común, en los candidatos y a las herramientas que se necesitan para hacer una buena campaña.

La tercera lección es que se necesita comunicación efectiva, tener el mismo mensaje, con disciplina para no caer en las trampas del tirano, y que la misma influya en la agenda, así como no reaccionar ante los temas intrascendentes que ponen sobre la mesa. 

La cuarta lección es que se deben tener candidatos auténticos que tengan la capacidad de sostenerse en cualquier circunstancia, sobre todo cuando se cuestionan los principios, por eso deben ser éticos y con un bagaje de credibilidad en el que todo mundo pueda confiar, si no, no hay campaña. 

La quinta lección es que sí se puede ganarle al tirano que tiene el aparato y que lo está utilizando por completo.“Con todos estos elementos se puede vencer electoralmente y reconstruir la democracia de un país, éstas son las cinco grandes lecciones para México y tendríamos que tomarlas una por una”, puntualizó Max Kaiser.

#OPINA