DICESMX

Las diputaciones plurinominales deberían asignarse a los perfiles mejor calificados de cada partido o de la sociedad, pero en el PRI se reservaron para los mandones, los de la élite del tricolor para asegurarles cargo y fuero sin necesidad de hacer campaña, considera David Brondo.

El periodista y consultor afirma que “la lista de los candidatos plurinominales del PRI es una vergüenza”.

La Oposición, agrega, sigue apostando por la partidocracia, el proyecto de sus élites y de sus burocracias, un proyecto que nada tiene que ver con inclusión, ciudadanía y apertura, sino con el enquistamiento de las cúpulas en las posiciones de poder.

Brondo sostiene que las diputaciones plurinominales deberían estar reservadas para los mejores calificados en las complejas áreas de la administración pública.

“Las élites del PRI se reparten el pastel a sus anchas; sin pudor alguno los mandones del partido reservan para ellos las pluris, ahí están los salvoconductos plurinominales para el presidente y la secretaria general del partido: Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, y también para los ex gobernadores Rubén Moreira, Ismael Hernández Vera, para los Murat y tantos otros, por mencionar sólo algunos”, refiere.

El periodista y consultor asienta que las plurinominales, son patrimonio de los dueños de los partidos

“Las élites partidistas son patéticas, están ahí los abusones de siempre, aquellos que buscan mantenerse a toda costa en el erario, en el poder y en el fuero. Y todo por la vía plurinominal sin despeinarse y sin subirse al ring. ¿Así quieren cambiar? ¿Así quieren ganar el voto ciudadano?”, cuestiona.

#OPINA