Los operadores de MORENA salieron a las calles a convertir la encuesta de revocación en una matraquera encuesta de “ratificación”. La intención: inflar la desgastada imagen del Presidente.

Para tal ratificación es necesario un mínimo 2 millones, 750 mil firmas repartidas en 17 estados que cubran el 3% del padrón electoral. Sin embargo el periodo de levantamiento de firmas termina el 25 de diciembre y a 16 días del final y los números gritan que no van a llegar a la meta, sostiene Lázaro Ríos.

El consultor refiere que a los morenistas les falta el 70% algo así como 1,940,000 firmas. Pero a nivel estatal el asunto está peor de lograr:

El porcentaje de logro del 3% por estado está por los suelos.

Entre cero y 10% de logro hay 25 estados.

Entre 10% y 30% … tres estados. 

Entre 40% y 50% … dos estados.

Y con más de 150% dos estados que son CDMX y Tabasco.

Ríos expresa que no parece viable que cierren con ese tantal de firmas y con la dispersión requerida. “Falta entregar las firmas en papel, pero sería increíble el repunte, al menos que haya un milagro navideño empujado por Quetzalcóatl … pues la 4T pretende borrar a Santa Claus”, comenta.

#OPINAenDICES